Publicado el Deja un comentario

Artesanos en el mundo

VIAJE A VIETNAM 14/12/16 a 17/01/2017

Hacía algún tiempo que no viajaba a conocer otras culturas que la propia, cuando mis amigos Carles Alcoy y Dolors su compañera, me hablaron este anterior verano de Vietnam. 

Carles es un enamorado de la cestería Y en su viaje por el sudeste Asiático quiso empezar el proyecto de contacto y conocimiento de cesteros que nos pudieran transmitir su oficio y así abrir nuevas fronteras.

En un primer momento la lejanía del Vietnam hizo que no prestara mucha atención a la idea de un viaje, pero cuando empezó a hablar sobre el pueblo Vietnamita se me abrieron todas las antenas. 

Pueblo amable y respetuoso, en especial con la mujer, luchador y de una buena convivencia entre ellos.

La confianza de que es un país en donde no te expones a algún contratiempo desagradable de robos, estafas, discriminación por sexo, fue lo que hizo decidirme por ir a conocer este país tan rico en sabiduría humana y unidad, como en los conocimientos ancestrales en el campo de la cestería.

En un mes conviví aprendiendo de su arte en tres lugares que ahora describo.

PRIMERA ETAPAa 20km de Hanoi

PHU VINH TOWN 

HOANG VAN THINH 

BAM BOO COMPANY LIMITED

Thinh , manager del negocio. El aprendió cestería a muy temprana edad de parte de su tío. Luego realizó los estudios de Manager Bussines y habla un inglés muy correcto. Estuve compartiendo su día-día de trabajo y vivienda durante una semana en la que me brindó todo su conocimiento y afecto.

En estos momentos está realizando unos bolsos de tireta de rattan, muy fina y mantiene a varias trabajadoras que acuden a su casa diariamente y otros que trabajan desde su propio domicilio.

Las mujeres que acuden a trabajar a las 7am bien puntuales, amanecen bien risueñas, sin el pesar de ir al lugar de trabajo.

 

 

En una semana escasa, Thin me enseñó muchas cosas, desde abrir bambú y hacer tiras finas, que ellos hacen con tanta naturalidad y que cuesta tanto de integrar, como hacer una trama de espiga que usan en sus bandejas, cómo construir una estructura para lámpara con bambú, trenzas, recubrir piedra, un montón de cosas. Lástima que no pueda subir unos videos, parece que blogger no tiene capacidad.

Foto familia

SEGUNDA ETAPASAPA 

(1650metros sobre el nivel del mar)

ÉTNIA HMONG

Sapa es una loalidad fronteriza con China y un distrito de la provincia de Lao Cai en el noreste de Vietnam. Es una de las principales ciudades con mercado de la zona, donde habitan grupos étnicos como los Hmong, los Dao y los Tay. 

 

 

 

Por indicación de Carles y Dolors viajé desde Hanoi en el tren nocturno con destino a Lao Cai, a unos 40km de Sapa. Es un tren muy entrañable construido por los franceses. Es una via inaugurada en 1910. Desde la estación de Lao Cai sale un pequeño autobús que te lleva a Sapa.

MI ESTANCIA EN CONVIVENCIA CON UNA FAMILIA HMONG

Hmong significa “pueblo libre” y da nombre a una pequeña etnia asiática que vive repartida entre China, Laos, Thailandia y Vietnam. Han venido desarrollando una vida seminómada, entre montañas, campos de arroz, maiz bambú y amapolas. 

Para los Hmong su existencia es inseparable del círculo de vida de toda la Creación. Su religión no necesita sacerdotes, doctrinas escritas ni templos. Solo requiere enseñanzas ancestrales y rituales que van pasando de padres a hijos por transmisión oral. Para ellos, los espíritus pueblan cualquier rincón del planeta. Los árboles, el viento, las cuevas, los valles, las aguas…estarían dominados por seres invisibles. Por lo general, a estas entidades no les interesan los asuntos humanos, pero siempre reclaman el máximo respeto. El problema surge cuando se sienten ofendidos. Entonces, los espíritus llevan la enfermedad y el infortunio a la familia que les ha agraviado. Especial atención merecen las almas de los antepasados. Los parientes vivos deben honrarlos mediante ceremonias domésticas para que sigan protegiendo y trayendo prosperidad al clan. 

Son auto suficientes, cultivan sus vegetales y tienen su propio ganado, un buey, cerdos, gallinas y sobretodo cultivan los preciosos campos de arroz en terrazas que crearon sus ancestros y en verano se dedican a la recogida de arroz que almacenan para auto abastecerse todo el año, ya que el invierno es muy largo en sus preciosas  montañas.

De espíritu creativo las mujeres tienen su propia indumentaria que tanto las caracteriza, crean una artesanía basada principalmente en unos bordados de un colorido apasionante de azules índigo, rosas palo…muy elegantes. Ellos se ocupan de los animales, mantenimiento de las casas y sobretodo de mantener el fuego tanto físico como espiritual de la familia. Tienen una convivencia entre ellos de una armonía y bienestar total.

 Hace ya varias décadas que por su espectacular paisaje reciben visitas de turistas básicamente de mochila. Entonces idearon el acoger a estos viajeros de treakking en sus casas, ofreciéndoles cobijo y comida a cambio de algo de dinero. Así ellos tienen algún ingreso extra para poder llevar mejor sus economías y properar, como podría ser nuestro turismo rural.

La vegetación de las montañas dada su gran humedad está poblada de altísimos y bellos bambús. Sus casas están construidas con este noble y flexible material y las generaciones se van transmitiendo el conocimiento para su uso con amor. Se les reconoce por su cesta mochila de bambú que tejen los hombres y usan las mujeres de toda la etnia, para el transporte de mercancías y en muchas ocasiones  llevan a sus bebes por los empinados caminos de las montañas. La trama que tejen es original de ellos. 

Mi convivencia en una familia de Hmong ha sido una experiencia personal muy enriquecedora, a pesar de haber conocido esta región en Invierno, clima muy húmedo y de mucha niebla que te impide conocer mejor su naturaleza.

Mi intérprete Cué

Cué es la hija de la familia que ya en muy temprana edad se relacionó con el turismo internacional que visita sus montañas.Habla un inglés muy bueno, de una construcción de gramática perfecta y curiosamente no lo sabe escribir. Persona próxima, inteligente y sensible.